12 Preguntas frecuentes

Elegir un vehículo no es una desición fácil, todos tenemos diferentes tipo de necesidades por esto en muy importante que no sea otro carro, sino el perfecto para ti.

  • ¿Cómo elijo el carro perfecto ?

    Lo primero que debes tener presente es cuál es la necesidad que vas a cubrir al comprar el carro: familiar, para evitar las restricciones (cambio de placa), para carga o si es por gusto (carro deportivo, por ejemplo). Una vez tengas claro para qué quieres, es mucho más fácil encontrar los modelos y referencias que mejor se ajustan al uso que le darás al vehículo, así como al presupuesto. ¿Quieres saber más?

    Visita aquí nuestro tutorial sobre el tema
  • ¿En dónde buscar mi próximo carro?

    Al momento de comprar un vehículo usado tienes diferentes canales por los que puedes buscar la mejor opción: múltiples páginas de Internet como OLX, redes sociales, los medios impresos (clasificados y revistas especializadas), el voz a voz, por si es un amigo o un conocido quien está vendiendo el carro, o incluso en los concesionarios.

    ¿Cuál es la mejor? Todas tienen características diferentes de las que puedes sacar provecho. Por ejemplo, en Internet en poco tiempo puedes comparar los diferentes productos y programar citas para ver los carros en persona y en los concesionarios suelen ofrecer diferentes modelos de pago. ¿Quieres saber más?

    Visita aquí nuestro tutorial sobre el tema.
  • ¿Qué elementos del interior debo revisar antes de comprar un vehículo usado?

    Si el interior de un carro está bien es un buen síntoma. Si no, es un reflejo del posible mal trato que también hubo con el motor y las demás partes del vehículo. Los elementos que deben estar en buen estado, porque son difíciles de conseguir o muy caros si es necesario reemplazarlos, son:

    • El tablero
    • Los botones
    • El aire acondicionado

    Otros elementos que puedes revisar para conocer el estado del vehículo son:

    • Las sillas (revisa en los costados de la cojinería)
    • Los tapetes (asegúrate que la alfombra esté en buen estado)
    • El kilometraje: ten presente que el promedio de uso al año son 12.000 kilómetros.

    ¿Quieres saber más? Ingresa aquí para ver por qué el interior del carro es protagonista a la hora de comprar un vehículo usado.

  • ¿Qué revisar del exterior de un carro de segunda, antes de comprarlo?

    Nuestra recomendación principal sobre el exterior de los vehículos usados es que el chasis esté en perfecto estado: es lo primero que se compromete a la hora de un accidente y por eso debe estar en las mejores condiciones posibles. Otros elementos que es importante tener presentes son:

    • Las latas del carro: no deben tener deformaciones o ser de un material que no sea el original (como la macilla).
    • Los amortiguadores: no deben escurrir aceite o haber sido reparados.
    • La tapa del baúl debe encajar exacta.
    • Al abrir el capó la línea de pegantes que une la carrocería debe estar intacta.
  • ¿Qué indicadores me pueden revelar el nivel de uso de un vehículo?

    Además del kilometraje, que puede ser adulterado, existen cierto indicadores sobre el uso del vehículo que son reveladores. Por ejemplo:

    • Haz un escáner electrónico al carro para saber con exactitud los kilómetros recorridos. El sistema no se puede modificar.
    • Si el cubrepedal está gastado y no se ven las marcaciones indica que el carro ya tiene más de 50.000 kilómetros de uso.
    • El timón no debería estar pelado.
    • Si el dueño anterior tenía una mascota, revisa el interior: los olores de las mascotas y los pelos no son fáciles de eliminar.
  • ¿En qué consiste la prueba de conducción de un carro?

    Cuando vas a comprar un carro usado existe la posibilidad de hacer la prueba de conducción: una forma de verificar que el vehículo está en buen estado a nivel funcional y que realmente estás comprando el carro preciso para cubrir tus necesidades.

    Solo debes pedir al dueño del vehículo que te deje manejarlo por diferentes caminos para probar aspectos como la aceleración, el funcionamiento de la instalación eléctrica y los frenos. También es importante que el dueño actual del vehículo lo maneje para que entiendas cómo era el uso que le daba y confirmes así que el producto que recibes está en las mejores condiciones.

    ¿Quieres saber más? Conoce aquí los aspectos más importantes al momento de probar tu próximo vehículo.

  • ¿Es necesario hacer una prueba de conducción?

    ¡Sí! Al probar tu próximo vehículo entenderás mejor el funcionamiento del carro y sabrás qué aspectos puedes arreglar o qué definitivamente no está en buen estado antes de hacer la compra. Es importante que tanto tú como el dueño del vehículo lo manejen: en cada prueba conocerás más funcionalidades del carro.

    ¿Quieres saber más? Conoce aquí los aspectos más importantes al momento de probar tu próximo vehículo.

  • En cuanto a la instalación eléctrica del carro, ¿qué debo tener en cuenta antes de comprar un vehículo usado?

    Es muy importante que el alternador del vehículo esté en perfecto estado. Para conocer más sobre la instalación eléctrica, en la prueba de conducción intenta prender la mayoría de consumos (luces, aire acondicionado y radio, por ejemplo) y revisa que no haya fallas en el sistema o que el carro no se apague. Si quieres verificar que no es un problema de la batería, sino del alternador, puedes probar con tu propia batería o con otra que tengas disponible y ver cómo funciona.

    Sobre los accesorios como los vidrios eléctricos o los sistemas de sonido es mejor que sean de fábrica y no genéricos, para evitar cortos circuitos en el largo o mediano plazo. Es mejor que consigas el carro que quieres y después lo ‘engalles’ a comprar uno que ya venga con accesorios de lujo.

    Importante antes de hacer la compra: la batería se puede reemplazar. El alternador, si necesita cambio, resultará más caro.

    ¿Quieres saber más? Conoce cómo revisar el interior de un carro de la mano de Juan Pablo Clopatofsky.

  • ¿Qué documentos legales debo revisar al momento de comprar un carro?

    Lo más importante es que los documentos como el SOAT, los seguros y las garantías legales y de seguridad estén al día. Para eso puedes verificar en la página del RUNT la hoja de vida del vehículo y en portales como el de Fasecolda el historial de revisiones mecánicas y de accidentes del carro.

    Documentos indispensables:

    • La tarjeta de propiedad debe estar a nombre de quien va a hacer el negocio. De no ser así, el vendedor debe estar autorizado por quien figura como dueño del vehículo para hacer la transacción.
    • El certificado de la Sijín en el que queda certificado la originalidad y legalidad del carro que vas a comprar.
    • El peritaje, que es expedido por un taller autorizado y te dice las condiciones y el valor del vehículo.

    ¿Quieres saber más? Revisa nuestro tutorial sobre aspectos legales importantes al comprar un carro usado.

  • ¿Qué pasa si no se hace el traspaso de un vehículo?

    Hay dos caminos: si eres el comprador o si eres el vendedor.

    • Si eres el comprador, el carro no estará a tu nombre de manera legal y pueden existir implicaciones como que no haya un seguro que cubra el vehículo, o incluso problemas legales (con la policía), si quien aparece en la tarjeta de propiedad no eres tú y se hace un denuncio sobre el carro. El carro legalmente no será tuyo hasta que no haya un traspaso.
    • Si eres el vendedor, las consecuencias de actos ilegales inapropiados con el carro estarán a tu nombre y puedes resultar perjudicado.
  • ¿En qué consiste el peritaje?

    Es una revisión completa del vehículo que se hace en un taller autorizado o en los concesionarios y te dice el valor del carro que vas a comprar, basado en el estado de las partes y el funcionamiento del mismo. Incluye revisiones de todas las partes del carro, internas, externas y funcionales, así como de los sistemas de identificación, los accesorios, la suspensión, la amortiguación y los frenos. Tendrás un panorama más amplio de qué tendrás que reparar más adelante y cuánto te costará finalmente si optas por comprar ese vehículo y hacer los cambios por cuenta propia.

  • Si un vehículo usado no pasa el peritaje, ¿debe descartarse?

    Si un carro no cumple con los requisitos mínimos del peritaje, que un banco te preste el dinero para que hagas la compra o que asegure el vehículo una vez esté en tu poder es mucho más complicado. La decisión es tuya y es posible que optes por hacer reparaciones por tu cuenta o que exijas al dueño que te entregue un vehículo en mejores condiciones. En este punto es importante considerar cuál es la necesidad que vas a cubrir y para qué quieres el vehículo, pues solo así sabrás si debes comprarlo a pesar de no estar en las mejores condiciones

Lo primero que debes tener presente es cuál es la necesidad que vas a cubrir al comprar el carro: familiar, para evitar las restricciones (cambio de placa), para carga o si es por gusto (carro deportivo, por ejemplo). Una vez tengas claro para qué quieres, es mucho más fácil encontrar los modelos y referencias que mejor se ajustan al uso que le darás al vehículo, así como al presupuesto. ¿Quieres saber más?

Visita aquí nuestro tutorial sobre el tema

Al momento de comprar un vehículo usado tienes diferentes canales por los que puedes buscar la mejor opción: múltiples páginas de Internet como OLX, redes sociales, los medios impresos (clasificados y revistas especializadas), el voz a voz, por si es un amigo o un conocido quien está vendiendo el carro, o incluso en los concesionarios.

¿Cuál es la mejor? Todas tienen características diferentes de las que puedes sacar provecho. Por ejemplo, en Internet en poco tiempo puedes comparar los diferentes productos y programar citas para ver los carros en persona y en los concesionarios suelen ofrecer diferentes modelos de pago. ¿Quieres saber más?

Visita aquí nuestro tutorial sobre el tema.

Si el interior de un carro está bien es un buen síntoma. Si no, es un reflejo del posible mal trato que también hubo con el motor y las demás partes del vehículo. Los elementos que deben estar en buen estado, porque son difíciles de conseguir o muy caros si es necesario reemplazarlos, son:

  • El tablero
  • Los botones
  • El aire acondicionado

Otros elementos que puedes revisar para conocer el estado del vehículo son:

  • Las sillas (revisa en los costados de la cojinería)
  • Los tapetes (asegúrate que la alfombra esté en buen estado)
  • El kilometraje: ten presente que el promedio de uso al año son 12.000 kilómetros.

¿Quieres saber más? Ingresa aquí para ver por qué el interior del carro es protagonista a la hora de comprar un vehículo usado.

Nuestra recomendación principal sobre el exterior de los vehículos usados es que el chasis esté en perfecto estado: es lo primero que se compromete a la hora de un accidente y por eso debe estar en las mejores condiciones posibles. Otros elementos que es importante tener presentes son:

  • Las latas del carro: no deben tener deformaciones o ser de un material que no sea el original (como la macilla).
  • Los amortiguadores: no deben escurrir aceite o haber sido reparados.
  • La tapa del baúl debe encajar exacta.
  • Al abrir el capó la línea de pegantes que une la carrocería debe estar intacta.

Además del kilometraje, que puede ser adulterado, existen cierto indicadores sobre el uso del vehículo que son reveladores. Por ejemplo:

  • Haz un escáner electrónico al carro para saber con exactitud los kilómetros recorridos. El sistema no se puede modificar.
  • Si el cubrepedal está gastado y no se ven las marcaciones indica que el carro ya tiene más de 50.000 kilómetros de uso.
  • El timón no debería estar pelado.
  • Si el dueño anterior tenía una mascota, revisa el interior: los olores de las mascotas y los pelos no son fáciles de eliminar.

Cuando vas a comprar un carro usado existe la posibilidad de hacer la prueba de conducción: una forma de verificar que el vehículo está en buen estado a nivel funcional y que realmente estás comprando el carro preciso para cubrir tus necesidades.

Solo debes pedir al dueño del vehículo que te deje manejarlo por diferentes caminos para probar aspectos como la aceleración, el funcionamiento de la instalación eléctrica y los frenos. También es importante que el dueño actual del vehículo lo maneje para que entiendas cómo era el uso que le daba y confirmes así que el producto que recibes está en las mejores condiciones.

¿Quieres saber más? Conoce aquí los aspectos más importantes al momento de probar tu próximo vehículo.

¡Sí! Al probar tu próximo vehículo entenderás mejor el funcionamiento del carro y sabrás qué aspectos puedes arreglar o qué definitivamente no está en buen estado antes de hacer la compra. Es importante que tanto tú como el dueño del vehículo lo manejen: en cada prueba conocerás más funcionalidades del carro.

¿Quieres saber más? Conoce aquí los aspectos más importantes al momento de probar tu próximo vehículo.

Es muy importante que el alternador del vehículo esté en perfecto estado. Para conocer más sobre la instalación eléctrica, en la prueba de conducción intenta prender la mayoría de consumos (luces, aire acondicionado y radio, por ejemplo) y revisa que no haya fallas en el sistema o que el carro no se apague. Si quieres verificar que no es un problema de la batería, sino del alternador, puedes probar con tu propia batería o con otra que tengas disponible y ver cómo funciona.

Sobre los accesorios como los vidrios eléctricos o los sistemas de sonido es mejor que sean de fábrica y no genéricos, para evitar cortos circuitos en el largo o mediano plazo. Es mejor que consigas el carro que quieres y después lo ‘engalles’ a comprar uno que ya venga con accesorios de lujo.

Importante antes de hacer la compra: la batería se puede reemplazar. El alternador, si necesita cambio, resultará más caro.

¿Quieres saber más? Conoce cómo revisar el interior de un carro de la mano de Juan Pablo Clopatofsky.

Lo más importante es que los documentos como el SOAT, los seguros y las garantías legales y de seguridad estén al día. Para eso puedes verificar en la página del RUNT la hoja de vida del vehículo y en portales como el de Fasecolda el historial de revisiones mecánicas y de accidentes del carro.

Documentos indispensables:

  • La tarjeta de propiedad debe estar a nombre de quien va a hacer el negocio. De no ser así, el vendedor debe estar autorizado por quien figura como dueño del vehículo para hacer la transacción.
  • El certificado de la Sijín en el que queda certificado la originalidad y legalidad del carro que vas a comprar.
  • El peritaje, que es expedido por un taller autorizado y te dice las condiciones y el valor del vehículo.

¿Quieres saber más? Revisa nuestro tutorial sobre aspectos legales importantes al comprar un carro usado.

Hay dos caminos: si eres el comprador o si eres el vendedor.

  • Si eres el comprador, el carro no estará a tu nombre de manera legal y pueden existir implicaciones como que no haya un seguro que cubra el vehículo, o incluso problemas legales (con la policía), si quien aparece en la tarjeta de propiedad no eres tú y se hace un denuncio sobre el carro. El carro legalmente no será tuyo hasta que no haya un traspaso.
  • Si eres el vendedor, las consecuencias de actos ilegales inapropiados con el carro estarán a tu nombre y puedes resultar perjudicado.

Es una revisión completa del vehículo que se hace en un taller autorizado o en los concesionarios y te dice el valor del carro que vas a comprar, basado en el estado de las partes y el funcionamiento del mismo. Incluye revisiones de todas las partes del carro, internas, externas y funcionales, así como de los sistemas de identificación, los accesorios, la suspensión, la amortiguación y los frenos. Tendrás un panorama más amplio de qué tendrás que reparar más adelante y cuánto te costará finalmente si optas por comprar ese vehículo y hacer los cambios por cuenta propia.

Si un carro no cumple con los requisitos mínimos del peritaje, que un banco te preste el dinero para que hagas la compra o que asegure el vehículo una vez esté en tu poder es mucho más complicado. La decisión es tuya y es posible que optes por hacer reparaciones por tu cuenta o que exijas al dueño que te entregue un vehículo en mejores condiciones. En este punto es importante considerar cuál es la necesidad que vas a cubrir y para qué quieres el vehículo, pues solo así sabrás si debes comprarlo a pesar de no estar en las mejores condiciones